bicicleta.jpg

Otra de las curiosidades que debemos conocer de Holanda es la facilidad de comunicación que vamos a tener con los holandeses. Es una comunicación que se puede hacer en otro idioma que no sea el danés, ya que es muy común que los holandeses suelan hablar algún idioma extranjero al suyo y es por tanto muy normal que nos encontremos con holandeses que hablan español o inglés, así que no tendremos mayores dificultades para poder comunicarnos con la mayoría de los holandeses, así que es una buena forma de poder conocer el país y preguntar cualquier duda.

Además de la facilidad de comuniación, es muy curioso encontrarnos con el país de los molinos, que no es otro que Holanda, ya que es un lugar en el que la importancia de los molinos es vital y hay molinos de épocas muy antiguas, lo que hace que tengan un gran valor. Los molinos de viento son muy típicos en Holanda, tanto como lo pueden ser los tulipanes y también la bicicleta, así que es algo que debemos tener en cuenta y es muya gradable poder conocer durante nuestra visita.

Los molinos de viento originales son los que tienen un mayor valor y de hecho hay unos 1.000 molinos que se conservan de manera original, así que son los que tienen un valor más importante y son los que se pueden ver en muchas ciudades, en lugares apartados. Forman parte del estupendo decorado de Holanda, en el que los tulipinas, los verdes paisajes y demás, tienen una parte muy importante y los turistas disfrutan mucho con estos viejos y originales molinos.

Foto|Beachcruiser