coffee-shop-holandapg.jpg

Las restricciones de diferentes ciudades de Holanda para que los turistas extranjeros que estén de vacaciones en Holanda no puedan entrar en los coffee shops puede hacer que muchos de estos establecimientos pierdan clientes, dinero e incluso tengan que cerrar, debido a que buena parte de los turistas extranjeros viajaba hasta ahora a Holanda para entrar tranquilamente en un coffee shop y disfrutar con todo lo que se ofrece en cada uno de ellos.

Sin duda estas restricciones en diferentes ciudades holandesas serán muy duras y se irán extendiendo por toda Holanda, con el objetivo de no permitir a los turistas entrar en estos establecimientos para consumir la droga que hasta ahora se podía consumir en todos estos establecimientos y que era uno de los alicientes principales para buena parte de los turistas internacionales, algo que ahora puede convertirse en un descenso del turismo en Holanda progresivamente. Es muy importante tener en cuenta que lo que se quiere hacer es lavar la imagen de Holanda y que este país no sea un paraíso para los que quieren consumir algunos tipos de drogas.


A partir de ahora toda persona que no resida en Holanda no podrá entrar en los coffee Shops de diferentes ciudades y en los próximos meses esta medida se extenderá al resto del país, una media que no tiene mucho sentido ya que es ir contra el turismo y contra uno de los atractivos. Si queremos prohibir las drogas, podemos comenzar con el tabaco, que puede ser tan perjudicial como otras drogas que se consumen en estos establecimientos y que tienen mucha peor fama en la sociedad.

Vía | RNW
Foto | Flickr