Para disfrutar de un buen viaje a Holanda no hace falta ir a las grandes ciudades, que a pesar de estar muy bien, no suelen ser del agrado de todos. Si quiere disfrutar de un sitio acogedor y pequeño, les aconsejo que visiten Bronkhorst, que es el pueblo más pequeño de Holanda. Tiene muchos encantos, ya que es un pueblo tranquilo, acogedor, lleno de tradiciones y sin duda es un lugar muy hermoso.

pueblo-mas-pequeno-de-holanda.jpg

Este tipo de pueblos pequeños tienen muchos encantos escondidos y el viajero que le quiera conocerlos seguro que se queda encantado cuando los conozca. Estos encantos van desde bellos paisajes, tranquilidad, disfrutar de las tradiciones locales, gastronomía, entre otras cosas. Merece la pena visitar este pequeño gran pueblo de Holanda.