El Barrio Rojo de Amsterdam es uno de los lugares con una mayor mezcla de sensaciones, porque es un barrio que durante el día puede pasar como cualquier otro barrio cualquiera, ya que es durante la noche cuando el Barrio Rojo hace honor a su nombre, porque se puede ver una atmósfera roja completamente y una serie de escaparates donde se lucen las mujeres en lencería y ciertamente llama mucho la atención ver este tipo de escenas, más propias de películas, pero que es una realidad en Amsterdam.

barrio-rojo.jpg

Pasar por este barrio no significa nada, ya que cada uno puede hacer lo que le parezca y simplemente pasear por el Barrio Rojo es algo muy habitual para los turistas, que no siempre están buscando lo que se ofrece en este barrio, sino por simple curiosidad. Además de la posible sensación agradable de ver los escaparates con las chicas jóvenes en ropa interior, pasear por esta zona te puede transmitir una sensación de cierta inseguridad, sobre todo porque las luces rojas hacen que la atmósfera sea algo inquietante.

No es que sea un barrio peligroso de noche, pero es bueno ir acompañados para tener una mayor seguridad y no estar demasiado tiempo, por si acaso. Si viajas hasta Holanda y concretamente visitas la ciudad de Amsterdam, no puedes perderte el Barrio Rojo y sobre todo debes visitarlo de noche, que es cuando se encienden las luces y se puede vivir en ambiente tan especial que se vive. Pasear por este barrio y mirar es lo que suelen hacer los turistas, que son muy curiosos en este sentido.