Dentro de Amsterdam uno de los lugares que son más famosos en todo el mundo y que el turista está deseando visitar en algunos casos es el Barrio Rojo. Es un barrio que está lleno de locales de alterne, sex shops abarrotados de gente, prostitutas llamando la atención de los turistas y lo que caracteriza a este barrio es su peculiar color rojo ya que cuando se hace de noche se encienden sus luces de neón de ese color.

barrio-rojo.jpg

Dejando de lado el tema del turismo sexual ya que cada uno puede viajar por sus motivos, debemos centrarnos en lo peculiar de este barrio por su colorido y porque es un barrio clásico de Holanda. La historia del Barrio Rojo es realmente interesante ya que sus inicios fueron precisamente relacionados con el negocio sexual. Antes estaban repartidas las mujeres que se dedicaban a esto por toda Amsterdam y por eso la limitaron a un lugar en concreto del que no pudieran salir de esta zona. Es una práctica que se intentó prohibir pero finalmente se legalizó en el siglo XVII.

Desde luego el cruzar este barrio de noche es una auténtica aventura aunque ciertamente es bonito vivir ese ambiente con las luces de neon rojas, esos escaparates y desde luego las mujeres vendiendo su cuerpo a todo aquel que quiera. De día es totalmente seguro este barrio pero claro no tiene esa tonalidad roja que tanto lo caracteriza. De día además hay muchas más personas que pasan por este lugar ya que los turistas acuden mucho para poder contemplar este mítico Barrio Rojo de la capital holandesa.

Es sin duda uno de esos lugares míticos que ningún turista se debe perder y al menos visitarlo de día ya que puede que de noche no les parezca el mejor lugar donde estar.