A estas alturas, seguro que habrán visto el vídeo del ataque a la Reina de Holanda durante el desfile del Día de la Reina. Es sin duda un hecho que ha marcado estos días en Holanda, porque no es normal que se produzcan estos hechos contra la reina. Esta persona, que falleció ayer, quiso atacar contra la reina y abalanzó con su coche en el desfile, pero lo que consiguió fue estrellarse contra un monumento y posteriormente morir. Es ciertamente un castigo que nadie se merece, pero esta persona se buscó su destino.

atentado.jpg

Atentar contra nadie tiene justificación alguna, pero a este hombre le despidieron del trabajo y además le habían embargado por no pagar el alquiler, por lo que la situación en cuanto a nervios era bastante tensa. Todo esto y viendo el gran desfile de lujo de la Reina, a la que no le falta de nada, le hizo pensar que todos estos lujos de desfiles no son necesarios y es gastar el dinero de manera bastante tonta. Todo esto es razonable pensarlo, pero nadie tiene derecho a atentar contra otra.

Las imágenes hablar por sí solas, por lo que no se la pierdan. El impacto que este hombre se da contra el monumento, es bastante fuerte, por lo que no es raro que perdiera la vida. Los holandeses, como buenas personas, van a rescate de esta persona, que acababa de atentar contra la reina, al menos de intentarlo, porque afortunadamente no consiguió su propósito, sino el de acabar con su vida. Sorprende ver que se lleva a muchas personas por delante.