coffee-shops.jpg

En la ciudad de Amsterdam la polémica está servida, ya que los propietarios no están de acuerdo con lo que el gobierno pretende hacer, que es prohibir la entrada a los clásicos coffee-shops a los turistas, algo que es sin duda muy peligroso, entre otras cosas porque los turistas que viajen con la intención de entrar en estos locales, van a intentar conseguir marihuana de otras formas y seguro que se puede encontrar un mercado ilegal por las calles de Amsterdam, algo que no es precisamente muy bueno.

Estos locales permiten que las drogas se queden dentro de los mismos y hasta ahora no había ningún problema con la presencia de los turistas en ellos, ya que tienen el mismo derecho a drogarse que el resto de ciudadanos. No olvidemos que la marihuana no deja de ser una droga igual que el tabaco y por lo tanto todos los que acuden a estos locales están en su derecho siempre que no molesten al resto de personas.

El gobierno centro-derecha pretende que en 2012 los turistas no entren en estos locales y seguro que la visita de turistas que buscan conocer estos locales descenderá de forma radical, ya que se quedarán sin su aliciente principal. De todos modos los locales cuentan con el apoyo del ayuntamiento de Amsterdam, para intentar luchar contra el gobierno y con la prohibición que entrará en vigor en 2012, por lo que todavía los turistas disponen de tiempo para visitar los clásicos coffee-shops, que son realmente muy populares.

Vía | Lainformacion
Foto | Flickr